Domingo 05 de enero del 2003 El Gran Guayaquil

Siameses piden ayuda

MILAGRO, GUAYAS | Gabriel Viteri, Redactor

http://src.eluniverso.com/2003/01/05/0001/18/files/siamesas20032500.jpg

MILAGRO, Guayas.– Los hermanos siameses José Armando y José Luis Cevallos Herrera (3 años) viven en extrema pobreza junto a sus padres y un hermano.

La separación quirúrgica o seguir unidos son las opciones para los siameses milagreños.

José Armando y José Luis, de 3 años, son dos hermanos siameses, unidos por el abdomen, que sufren por la pobreza de sus padres, que en la Navidad no pudieron darles un juguete, ropa o una comida diferente.

Los pequeños habitan con sus progenitores, Narcisa Herrera (37) y Marco Cevallos Ortiz (33), en una vivienda situada en la calle El Triunfo y la antigua vía a la parroquia Mariscal Sucre (diagonal a la parte posterior del cementerio de esta ciudad).

La madre dijo que cuando estuvo embarazada no se imaginó que iba a tener gemelos y menos aún que eran siameses. “La sorpresa comenzó cuando el doctor me dijo que el niño estaba sentado, por lo que me debían practicar una operación cesárea en el Asilo Mann; después conocí la realidad”.

Narró que primero le dijeron en el hospital que era posible separar a los niños, pero que había que esperar algún tiempo. El padre agregó: “Nos dieron cita a los tres meses que nacieron los niños, luego a los seis meses, después al año, pero nunca nos explicaron la situación y si se podía o no realizar la operación para separar a nuestros hijos”.

Agregó que posteriormente, a los dos años y medio de nacidos, llevaron a los niños al Hospital Naval de Guayaquil, donde los atendieron gratuitamente varios médicos estadounidenses, quienes les dijeron que no es posible efectuar la separación quirúrgica.

Cevallos agregó que en septiembre del 2002 acudieron a la clínica Guayaquil, donde les hicieron varios exámenes a los niños, pero no se concretó ningún tipo de operación.
Sobre las posibles causas de los siameses, expresó que vivieron en la parroquia Tenguel, donde residían en una pequeña casa que tenía en la planta baja una bodega de productos químicos para el campo, que habrían producido la anormalidad biológica.

Marco y Narcisa tienen otro hijo, Damián Fernando (12 años), quien terminó la instrucción primaria, pero no siguió los estudios secundarios por la falta de recursos económicos de sus padres.

El muchacho quiere estudiar y superarse, así lo expresó a un equipo de EL UNIVERSO cuando visitó su hogar para conocer la situación de sus hermanos siameses.

“Yo quiero aprender una profesión para ayudar a mis hermanitos, que necesitan muchas cosas para vivir y crecer lo más normal que se pueda”, dijo Damián.

Los padres piden ayuda para sostener a sus hijos, ya que no tienen trabajo ni recursos para sostenerse, por lo que actualmente viven con unos familiares que les dan albergue y alimentación.

“Yo quiero trabajar y ganar lo suficiente para sostener a mi familia, pero no encuentro dónde laborar”, expresó Marco Cevallos, quien está dispuesto a viajar fuera del país con tal de poder obtener los recursos para solventar las necesidades de sus tres hijos y esposa.

Los niños siameses también necesitan medicinas, vitaminas, ropa y otros cuidados que sus padres no pueden ofrecerles debido a su extrema pobreza, por lo que pidieron la ayuda de personas e instituciones, que pueden acudir a la casa donde residen o llamar al teléfono 09 909-4890, de Elena Cevallos.

Contribuciones económicas se pueden depositar en la cuenta de ahorros Nº 11104759 del Banco de Guayaquil, a nombre de Solidaridad Siameses Ecuatorianos - Hilario Marco Cevallos Solís.

Los hermanos siameses pueden hablar y tienen una gran vitalidad; ríen, juegan y pelean entre ellos como cualquier niño de su misma edad, solo requieren de la ayuda y comprensión de los demás para llevar una vida sin contratiempos.

José Armando luce más fuerte y es el más expresivo, mientras que José Luis es delgado y un tanto huraño, aunque una vez que tiene más confianza también conversa y juega con los extraños.

Los niños son idénticos y están unidos por el abdomen por un problema genético.
El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.