Miércoles 09 de octubre del 2002 Política

Osvaldo Hurtado: La fragmentación hace difícil gobernar

Mónica Almeida, Emilio Palacio, Francisco Febres Cordero

Mientras en sus recorridos de campaña a veces se lo ve con un atuendo e informal (que en ocasiones incluye jeans y gorra), no ha podido despojarse de su empaque serio, que le da la imagen de un intelectual que medita cada una de sus frases.

A pesar que ha anunciado que durante esta campaña electoral va a gastar zapatos, Osvaldo Hurtado llega a la Fundación EL UNIVERSO con un par de mocasines cafés, flamantes. Bromea y dice que estos no son los que usa para sus recorridos por las calles, sino que se los ha puesto expresamente para la entrevista.

¿Los jóvenes están realmente en Patria Solidaria?
Cuando los medios de comunicación o algunos líderes de opinión se quejan de la permanencia de las viejas figuras políticas y hacen un llamado a la presentación de caras nuevas, da la impresión de que una generación política pudiera ser relevada por otra mediante un acto de magia. Ese es todo un proceso y hay que desencadenarlo. En Patria Solidaria tenemos muchísimos jóvenes en las listas, pero tendrán que pasar algunos años para que ellos sean las cabezas visibles de este movimiento.

En esta campaña los planteamientos ideológicos casi no existen. ¿Dónde ha quedado la ideología?
Muchos candidatos no tienen una propuesta para el Ecuador. Pero ¿a cuántos ecuatorianos importa eso? Para el gran electorado son otras las motivaciones de su decisión. Y allí radica el hecho de que muchos partidos busquen candidatizar a una persona conocida a través de los medios de comunicación, porque puede ser identificada por los votantes. Por ese camino no vamos a cambiar la política ecuatoriana, sino que vamos a acentuar sus debilidades.

¿Pero en 1998 la Democracia Popular no candidatizó al animador Polo Baquerizo para diputado?
Me enteré de casi toda la campaña de Jamil Mahuad por la prensa. Cuando vi que habían candidatizado a Baquerizo me espanté. Y más cuando se anunció que le habían pagado un millón de dólares, un acto de corrupción de quien pagó y de quien recibió.

Como algunos se espantaron de que su candidata a vicepresidenta sea Gloria Gallardo, su feroz opositora cuando ejerció el periodismo.
Casi todos los medios de comunicación fueron opositores de mi Gobierno. Y Gloria trabajaba en un canal de televisión que era un implacable crítico de mi Gobierno. Pero no existen actos de ella, como política, referidos a mí.

¿Qué ganó con candidatizarla? ¿Quiso darle un bofetón a León Febres-Cordero?
Me sorprende en la política ecuatoriana los dobles estándares. Que Rodrigo Paz deje Patria Solidaria para ser candidato del ingeniero Febres-Cordero era una hábil acción política para desmoronar a Patria Solidaria. En cambio, que Patria Solidaria candidatice a Gloria Gallardo era “mala nota”, como dicen los jóvenes.

¿Gallardo le dará votos?
Eso tendremos que ver el día de las elecciones. Mi percepción, más allá de lo que dicen las encuestas, es que el electorado está tan desencantado y dubitativo que el rato que vaya a votar puede pasar cualquier cosa.

¿Por qué ese electorado tendría que orientarse hacia Patria Solidaria si ya fracasó el intento de Hurtado con la DP?
Como toda iniciativa, hay elementos aleatorios que perturban los mejores proyectos. En el Ecuador, que es un país sin instituciones ni prácticas de disciplina, todo depende de los seres humanos que tienen responsabilidades. Si constituimos un buen grupo humano habrá mayores garantías de que Patria Solidaria no devenga populismo, como devino la DP, o no devenga corrupta como devino la DP.

¿Tiene remordimiento en haber apoyado a Mahuad?
No lo apoyé porque era mi amigo, lo apoyé porque tenía méritos. Mi sensación es ¡qué desperdicio! Qué desperdicio de tantos años armando un proyecto para que termine de esa manera. Y qué desperdicio de una persona con tantos atributos.

¿La presencia suya, de Rodrigo Borja y de Febres-Cordero lleva a pensar que la vieja generación no deja paso a una nueva?
En la DP fueron candidatos a la Presidencia Julio César Trujillo, Rodrigo Paz, Vladimiro Álvarez y dos veces Mahuad. No se puede decir que he cerrado las puertas a otros políticos. Soy por primera vez candidato a la Presidencia.

Pero ¿no es evidente que los políticos tradicionales no han formado una nueva generación de líderes?
Tengo que hacer esfuerzos personales para que los jóvenes sean entrevistados.

¿Entonces la responsable es la prensa?
No. Lo que quiero decir es que es muy difícil que los medios se interesen en una figura joven. Hace 20 años promoví a un joven, y Mahuad salió adelante por sus méritos. Lo que hago es abrir a los jóvenes una ventana de oportunidad, pero el resto es problema de ellos.

La DP tuvo mayor injerencia en la Sierra que en la Costa. ¿A qué atribuye este fenómeno?
A que en el Ecuador hay dos culturas, hay dos países, dos pueblos. Ese es uno de los tantos problemas de la política ecuatoriana. Es muy difícil hablar con el mismo discurso a serranos que a costeños. Somos distintos. Y por eso hay un tipo de líder que es más popular en la Sierra y otro en la Costa. No digo que el uno sea mejor que el otro, simplemente recojo el hecho de que hay dos maneras distintas de ser.

¿Por eso es difícil formar un partido nacional?
Muy difícil. El Ecuador es un país fragmentado.

¿Cómo formar Patria Solidaria con estas dos realidades?
El Ecuador tiene una fragmentación regional, étnica, política. Con esos elementos son muy difíciles los consensos. Creo que si Patria Solidaria quiere ser un movimiento nacional debería estar dirigido alternativamente por quiteños y guayaquileños. Si superáramos esa fragmentación podríamos tener partidos y políticas nacionales.

¿Usted quiere ganar la Presidencia o solo promover a Patria Solidaria?
¡Qué mejor manera de promover nuevas figuras que ganando la Presidencia! Si gano voy a tener por lo menos 20 diputados: ahí hay 20 potenciales nuevas figuras. Desde esa perspectiva, el negocio para mí es ganar la Presidencia. Y lo que más conviene a Patria Solidaria es que yo gane porque eso consolida a la organización hacia el futuro.

¿Con quién haría alianzas para tener mayoría en el Congreso?
Temperamentalmente podría sentirme cerca de la Izquierda Democrática. Pero la ID se ha vuelto un partido conservador de la peor laya. Conservador hacia la izquierda, no hacia la derecha.

Intrínsecamente es un partido reaccionario. Es muy difícil gobernar con un partido que quiere seguir pensando como en los años 1960. Aparte, están los diputados locos que tendrán Lucio Gutiérrez y Jacobo Bucaram o los diputados que van a hacer negocios particulares que tendrá el socialcristianismo.

Entonces, no quedan muchos...
Es muy difícil gobernar el Ecuador por esta fragmentación.

¿Cómo ve el papel del Estado en la economía? ¿Hay un cambio en su pensamiento?
Estoy a favor de un Estado pequeño, pero fuerte. Un Estado que no esté, hasta donde sea posible, en el petróleo, en la electricidad, en los teléfonos, en los aeropuertos, en las carreteras. Ese es un cambio muy importante que he sufrido política e ideológicamente, porque las empresas públicas son un desastre. Están llenas de ladrones e incapaces. Un ejemplo es Pacifictel, que es una cueva de rateros. Si tenemos empresas ineficientes, corruptas, que prestan malos servicios, hay que sacar de ahí al Estado.

¿Con privatizaciones?
Hay diversas formas. Concesiones, por ejemplo.

¿Cómo protegernos del fracaso y la corrupción en esos procesos?
Si el presidente soy yo, les puedo garantizar sobre la Biblia que serán privatizaciones honestas. Pero yo no les puedo dar esa garantía si es elegido presidente alguna otra persona.

¿Va a eliminar el Consejo Nacional de Modernización y la Agencia de Garantía de Depósitos?
Como primera medida de mi Gobierno.

¿Quién va a hacer el seguimiento a la banca?
La AGD ha sido una oficina de cómplices y encubridores de banqueros corruptos y empresarios tramposos. ¿Qué ha cobrado? La estuvieron dirigiendo amigos, parientes, socios, funcionarios de las empresas y los bancos quebrados y corruptos.

¿Quién va a cobrar las deudas?
Todo lo de la AGD pasará ya sea al Banco Central, ya a la Superintendencia de Bancos, y todo lo del Conam pasará a las diferentes dependencias del Estado. En el exterior el Ecuador tiene la fama de que los políticos están al servicio de intereses particulares y, como consecuencia, el país no es confiable.

En su Gobierno, ¿la sucretización no favoreció esos intereses particulares?
Hubo dos sucretizaciones: una fue la mía y otra la del ingeniero Febres-Cordero. En la sucretización mía hubo una tasa de interés de mercado reajustable. La sucretización del ingeniero tuvo una tasa fija, congelada. La sucretización mía tuvo una tasa de riesgo cambiario que el ingeniero la eliminó. Ese fue un atraco, pero nadie habla en el Ecuador de la sucretización del ingeniero. Si yo no sucretizaba, en este momento ustedes me estuvieran preguntando ¿por qué en 1983 liquidó el sistema financiero, quebró la mitad de los bancos y sumó en la miseria a todos los depositantes? Eso iba a pasar. La sucretización era el mal menor.

En el congelamiento y el feriado bancario ¿también Mahuad escogió el mal menor?
Mahuad, por congelar y decretar el feriado bancario, quebró más bancos de los que debían quebrar. Lo que tenía que hacer era cerrar el Banco del Progreso, que el ingeniero y sus socios socialcristianos le decían que no cierre. Tenía que meter preso al pícaro de Fernando Aspiazu y cerrar unos cuatro o cinco bancos más.

¿Qué va hacer con el conflicto colombiano?
Fortalecer la frontera y poner ahí al Ejército. Pero también hay que hacer algo de lo que la hipocresía de los políticos ecuatorianos no habla: el Ecuador abastece a la guerrilla, al narcotráfico, a los paramilitares y a la delincuencia colombiana. Aquí compran armas, a veces del Ejército, municiones, a veces del Ejército, uniformes, alimentos. Y el Ecuador, hipócritamente, lo niega.

¿Usted aplicará mano dura para evitar que eso siga?
Sí, voy a poner a los militares en orden.

Frases
“Ya nadie habla de autonomías porque se dieron cuenta de los riesgos que implicaban. Estoy a favor de la descentralización, siempre que se descentralicen dinero y responsabilidades”.

“El presidente tiene una enorme influencia en el comportamiento de la sociedad. Un requisito para combatir la corrupción es tener un presidente honrado”.

“Parece que hay una serie de cosas que me están vedadas solo a mí y no al resto de políticos, probablemente porque me atribuyen una serie de características”.

“El aumento del número de diputados me lo achacan a mí, aunque yo voté en contra. El autor se llama Ricardo Noboa Bejarano, y quienes lo aprobaron fueron los socialcristianos”.

Ficha
Nombre:
Osvaldo Hurtado Larrea.

Edad: 63 años (nació en Chambo, Chimborazo).

Profesión: Doctor en Jurisprudencia.

Experiencia: Fundador de la Democracia Popular. Vicepresidente de la República (1979-1981). Presidente de la República (1981-1984). Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (1998).

Principales propuestas de Gobierno
Corrupción. Administrar el patrimonio nacional con honradez y austeridad, combatir la corrupción, gobernar con independencia de los intereses políticos y económicos.

Seguridad. Convertir la seguridad pública en prioridad, redefinir las preeminencias de las FF.AA., controlar la frontera, profesionalizar la Policía.

Descentralización. Descentralizar a favor de municipios y consejos provinciales las competencias del Gobierno, excepto defensa, seguridad, relaciones exteriores y políticas económica, tributaria y de endeudamiento.

 

 

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.